Gorda

Click Para participar.

Llevo sin poder pesarme unas semanas, pero no necesito la báscula para saber que he engordado, una sola mirada al espejo basta parar desear arrancarme la grasa y la piel a tiras.

¿Cuál es mi problema? Bien, mi problema es sencillo. ESTOY RESFRIADA. Y mientras la gente normal baja de peso cuando se resfria yo E N G O R D O. Porque sí, porque tengo alma de obesa o algo no sé. Bueno, si que sé.

Lo que pasa es que me paso el día en la cama, no puedo moverme, no puedo hacer ejercicio, mis padres me ceban a comida porque "estás muy delgada, y tienes que ganar peso para recuperarte" ¿HOLA? ¿DESDE CUANDO TIENEN LOS GORDOS UNA SALUD A PRUEBA DE BALAS?, además los medicamentos que me hacen engordar, la imposiibilidad de hacer ejercici y quemar algunas calorías y para colmo la regla.

Todo junto ha conseguido que la semana en la que me proponia empezar una dieta de mínimas calorías, ejercicio a tope y retos de tonificación más la universidad se hayan convertido en "LA SEMANA EN LA QUE SUBÍ 10 KILOS" y hasta que no me recupere está visto que no habrá manera de volver a bajar.

Así que ahora me aterra coger la báscula, me aterra mirarme al espejo y me doy muchísimo asco, pero no me queda otro remedio porque si dejo de comer, volveré a empeorarme y otra vez a engordar y dios no quiero.

Así que ahora voy a coger mi agenda y a prepararme para en cuanto esté recuperada empezar a bajar de peso a una velocidad que nunca antes haya conseguido.

SE ACABÓ SER UNA VACA.




3 comentarios:

  1. animo que es solo una semana! apenas salgas de la cama seguro podrás conseguirlo :)
    un beso giganteeeee

    ResponderEliminar
  2. Qué lata ): pero espero que te incentive a volver a bajar de peso, ánimo♥

    ResponderEliminar

Seguidores